viernes, 15 de enero de 2016

La reestructuración de la Administración autonómica catalana. El Decreto 2/2016 de 13 de enero

El Diario oficial de la Generalitat de Catalunya publicó ayer jueves, con entrada en vigor el mismo día, el Decreto 2/2016, de 13 de enero, “de creación, denominación y determinación del ámbito de competencia de los departamentos de la Administración de la Generalidad de Cataluña” (versión catalana y versióncastellana). Con esta norma se procede a la Derogación del Decreto 200/2010 de 27 de diciembre.

Mediante esta norma, se procede a la creación de una nueva Consejería de asuntos exteriores, relaciones institucionales  y transparencia, y a la reestructuración de tres ya existentes. El departamento de economía y conocimiento pasa a llamarse de economía hacienda, el de bienestar social y familia se convierte en trabajo, asuntos sociales y familias, y el de empresa y empleo se denominará empresa y conocimiento. En cualquier caso, y tal como dispone la disposición transitoria, “Mientras no se apruebe la reestructuración de los departamentos que, de acuerdo con este Decreto, cambian de denominación, se agrupan o asumen nuevas competencias procedentes de otros departamentos, sus centros directivos y las entidades dependientes se integrarán y seguirán ejerciendo sus funciones en los departamentos a los que se han adscrito las respectivas competencias. En caso de que durante este periodo transitorio, un organismo o centro directivo tenga atribuidas funciones de varios departamentos, las ejercerá bajo la dependencia funcional del departamento que sea competente en cada caso”.

Entre las competencias de índole económica y social de las que dispone la Generalitat cabe destacar a mi parecer estos concretos contenidos de las atribuidas a cada Departamento por el nuevo Decreto:
En el departamento de presidencia se incluye las políticas de mujeres, aunque creo que sería incorrecto deducir de esta atribución que ningún otro departamento actuará en este ámbito, y pongo como ejemplo claro las políticas de fomento de empleo para el colectivo femenino o para una parte 
del mismo.

En el departamento de economía y hacienda la política económica es su punto de referencia principal, mientras que al nuevo departamento de asuntos exteriores, relaciones institucionales y transparencia se le atribuye  entre otras competencias las de cooperación al desarrollo y la memoria democrática.

El departamento de gobernación, administraciones públicas y vivienda incluye en sus competencias la de los asuntos religiosos, mientras que en el de enseñanza se incluyen las de formación y cualificación profesionales, en el bien entendido que ello se llevará cabo “sin perjuicio de la adscripción por parte del Gobierno de determinadas entidades vinculadas a este ámbito de competencia a otros departamentos”.

Del departamento de justicia destaco la competencia en materia de promoción y desarrollo de los medios alternativos de resolución de conflictos.

Obviamente, desde la perspectiva laboral y social el Departamento que asume las competencias al respecto es el de nueva denominación “trabajo, asuntos sociales y familias”, a cuyo frente ha sido nombrada la Sra. Dolors Bassas i Coll, secretaria general de la UGT de las comarcas de la demarcación territorial de Girona desde 2008 hasta septiembre de 2015. Todas ellas son relevantes y habrá que examinarlas con atención en cuanto a su concreción práctica una vez que se dicten normas sobre cada una de ellas, pero dejo aquí constancia de las competencias en materia de “política de servicios, prestaciones y protección sociales” (obsérvese la falta de mención expresa a la Seguridad Social), “la política de inmigración y apoyo a la migración catalana”, “las políticas para la inclusión social”, “las relaciones laborales y la inspección de trabajo”, “las políticas de empleo e intermediación laboral” (en el bien entendido que por lo que respecta  a la calificación profesional las competencias se ejercerán “en coordinación con el sistema de formación y cualificación profesional asignado al Departamento de Enseñanza”, y “la economía social, el tercer sector, las cooperativas y la autoempresa”). El servicio de empleo de Cataluña y el consorcio de formación continua mantienen su adscripción al departamento ahora reestructurado.

En fin, por lo que respecto al departamento de empresa y conocimiento se le atribuye las competencias en materia de universidades y de la calidad del sistema universitario.

Ahora, a esperar el desarrollo reglamentario y la reorganización de las consejerías ya existentes, de la de nueva creación y de las que han sido reestructuradas.