domingo, 1 de febrero de 2015

Despidos colectivos. Sobre (no) caducidad de la acción y la superación de los umbrales del despido colectivo. Una nota a la sentencia del TS de 18 de noviembre de 2014 que desestima el recurso empresarial contra la sentencia dictada por la AN el 4 de septiembre de 2013 (Caso UNÍSONO).



1. Es objeto de anotación en esta entrada la sentencia dictada el 18 de noviembre de 2014 por laSala de lo Social del Tribunal Supremo, de la que fue ponente el magistrado José Manuel López, que desestima, en los mismos términos que se manifestó el informe del Ministerio Fiscal, el recurso interpuesto por la parte empresarial contra la sentencia de 4 de septiembre de 2013 de la Sala de lo Social de laAudiencia Nacional, de la que fue ponente el magistrado Ricardo Bodas.  También abordo un breve comentario de dos sentencias más lejanas en el tiempo y que he “encontrado” en una nueva revisión de las resoluciones sobre despidos colectivos publicadas en la base de datos del CENDOJ.

martes, 27 de enero de 2015

Ultraactividad. Notas a la primera sentencia (22 de diciembre de 2014) del Tribunal Supremo. Sobre la vigencia del convenio denunciado. Mantenimiento de las condiciones recogidas en contrato (y III).



9. Como he dicho con anterioridad, la sentencia cuenta con dos votos concurrentes que coinciden con la decisión final adoptada pero no (total o parcialmente) con la argumentación que ha llevado a la decisión adoptada. El primero, al menos por el orden que aparecen en la sentencia, lo formula el magistrado Luis Fernando de Castro y se sintetiza en la siguiente afirmación que realiza en el inicio de su escrito: “... discrepo respecto de la argumentación seguida al efecto –la «contractualización» de las condiciones de trabajo pactadas colectivamente–, por entender que tal mecanismo no solamente carece de base sólida y es incompatible con buena parte de nuestra doctrina en materia de negociación colectiva, sino que a la misma y satisfactoria conclusión puede llegarse por la vía –menos disfuncionante– de aplicar principios constitucionales y a través de la propia dogmática del negocio jurídico”. 

Ultraactividad. Notas a la primera sentencia (22 de diciembre de 2014) del Tribunal Supremo. Sobre la vigencia del convenio denunciado. Mantenimiento de las condiciones recogidas en contrato ( II).



5. El TS no resuelve, ni lo hace ningún tribunal, en el vacío legal, pero sí tiene que enfrentarse en ocasiones a problemas para los que el legislador no ha sabido, o no ha querido, dar respuestas claras y concretas, y el art. 86.3 de la LET es un ejemplo paradigmático de esta situación (aunque no sea en su integridad la tesis del voto particular de los cinco magistrados) como se comprueba por el ingente volumen de diferentes aportaciones de la doctrina iuslaboralista y las muy ricas, intelectualmente hablando, aportaciones de la AN, TSJ y JS, señaladamente el TSJ del País Vasco como he ido explicando en el blog desde julio de 2013.  No sé si el legislador “reformista” (o “rupturista”, si hemos de utilizar la terminología del TS) tenía en su mente el derivar la negociación, en caso de no alcanzarse acuerdo, a un espacio de pérdida de la autonomía colectiva cuando no hubiera convenio de ámbito superior, pero ello difícilmente podría pasar el filtro tanto de la protección de ese derecho constitucional como de la ruptura total y desaparición de los derechos de los trabajadores recogidos en el contrato (imposibilidad de ruptura total a la que parece abonarse también el voto particular de cinco magistrados, que sugiere varias pistas para poder sostener el argumento jurídico del mantenimiento de los salarios del convenio denunciado, tesis que no aplica a otras condiciones contractuales y que puede llevar, y dejo planteada la hipótesis, que reiteraré más adelante, a un “troceamiento” de la regulación colectiva según la importancia que tenga un contenido del convenio (¿salario sí, jornada no, por ejemplo?).

Ultraactividad. Notas a la primera sentencia (22 de diciembre de 2014) del Tribunal Supremo. Sobre la vigencia del convenio denunciado. Mantenimiento de las condiciones recogidas en contrato (I).



1. El viernes 23 de enero fue difundida (y nunca mejor utilizada esta palabra) en los ámbitos jurídicos la primera sentencia, de fecha 22 de diciembre de 2014, dictada porla Sala de lo Social del Tribunal Supremo referente a la denominada ultraactividad de los convenios colectivos denunciados antes de la entrada en vigor de la Ley 3/2012 de 6 de julio, de la que ha sido ponente la magistrada Rosa Virolés. La sentencia ya se encuentra publicada en la base de datos delCENDOJ.