viernes, 31 de octubre de 2014

Empleo y protección social ante situaciones de exclusión. Documento para un debate.

Reproduzco la introducción de un artículo que he elaborado para una jornada de trabajo organizada por la Asociación Española de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social, y remito a las personas interesadas a su lectura íntegra.



1. El viernes 31 de octubre, la Asociación Española de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social ha organizado una jornada de trabajo dedicada a la “promoción del empleo y protección social de las personas en situación de exclusión” http://bit.ly/1vlQJ1C  . La sesión estará dedicada en primer lugar al fomento del empleo de dichas personas, y contará con la participación del profesor Gregorio Rodríguez Cabrero y las profesoras Eva Garrido Pérez y Raquel Aguilera Izquierdo. Durante la segunda parte de la sesión se abordará cómo actúa el sistema de protección social ante las situaciones de exclusión, habiendo tenido la junta directiva de la AEDTSS la amabilidad de invitarme a participar, compartiendo mesa de trabajo con las profesoras Carmen Viqueira Pérez y Belén García Romero.

La participación en una jornada como esta es una buena oportunidad para dedicar más tiempo a aquello que debe centrar el contenido de la intervención, a la par que leer nuevos artículos, documentos y otras publicaciones que abordan la problemática de la exclusión social y su vinculación (y en más de una ocasión desvinculación) con los sistemas de protección social, y hacerlo obviamente desde el ámbito profesional en el que me muevo, que es como es bien sabido el de las relaciones de trabajo, aunque sea obligado no dejar de lado algunas reflexiones y consideraciones de índole más general, si bien en este caso esta tarea me resulta ciertamente difícil tras haber leído el resumen ejecutivo y las propuestas del VII Informe Foessa, presentado esta semana, y cuya lectura es obligada para todas las personas interesadas en el conocimiento de la realidad social española, ya que dicho Informe describe y analiza con minuciosidad y rigurosidad ese análisis general al que me he referido, y no puede aportarse mucho más al excelente trabajo realizado por sus autores.

Por otra parte, la participación (altruista y voluntaria, of course) en una jornada de trabajo de la AEDTSS suele llevar aparejada la obligación de publicar el texto de la intervención, convenientemente revisado, y así ocurrirá en esta ocasión como ya nos ha recordado el secretario general de la AEDTSS, el querido amigo y compañero de la UAB Ricardo Esteban Legarreta, con fijación de plazo de caducidad para la entrega del texto y “amenaza” de no publicación en caso de no envío. Espero poder cumplir con la petición/obligación, pero mientras tanto “avanzo trabajo” tanto para la Jornada como para el futuro texto y planteo en esta entrada del blog algunas de las cuestiones sobre las que girará mi intervención y que, dentro de los límites de extensión fijados para el artículo, podrán ser abordadas. 

2. Un acercamiento a la realidad de las políticas de empleo y de protección social para colectivos desfavorecidos, de difícil acceso al mercado de trabajo, excluidos sociales,... que no es nuevo por mi parte y que me anima a seguir trabajando y ofreciendo análisis, ideas y propuestas que sean útiles para que algún día podamos dejar de hablar de esos colectivos porque hayan desaparecido las condiciones económicas y sociales de exclusión social. Me permito remitir a diversas entradas  publicadas en el blog desde su puesta en marcha en agosto de 2007, y por citar sólo una que considero de especial interés, la publicada el 12 de octubre del pasado año con el título “De la España oficial a la real. De los datos macroeconómicos a la difícil y dura realidad social de muchas personas: el VIII Informe del Observatorio de la realidad social” http://bit.ly/1whumin .

Hago mías las palabras del Papa Francisco en el discurso pronunciado el 28 de octubre en el encuentro mundial de movimientos populares http://bit.ly/1E6OdD6 : “Desde ya, todo trabajador, esté o no en el sistema formal del trabajo asalariado, tiene derecho a una remuneración digna, a la seguridad social y  a una cobertura jubilatoria”. Y me adhiero igualmente a la tesis defendida en el Informe presentado recientemente por Oxfam Intermon y que lleva por título  “IGUALES. Acabemos con la desigualdad extrema: es hora de cambiar las reglas” http://bit.ly/1tkWZJ0  : “La protección social proporciona dinero o prestaciones en especie, como subvenciones por hijos a cargo, pensiones a las personas mayores y prestaciones por desempleo, que permiten a las personas llevar una vida digna y sin miedo incluso en los peores momentos. Estas redes de seguridad son las que distinguen a una sociedad solidaria, dispuesta a unirse para apoyar a los más vulnerables. Al igual que la sanidad y la educación, la protección social lleva ingresos a los bolsillos de quienes más lo necesitan, contrarrestando la desequilibrada distribución de los ingresos que existe en la actualidad, y suavizando los efectos de la desigualdad”.