domingo, 8 de junio de 2014

Sobre la creación de empleo en España y la calidad de dicho empleo.



La Voz de Galicia publica hoy domingo un artículo de su redactor Gabriel Lemos que lleva por título  "El empleo se recupera en precario", y el subtítulo "Los primeros datos positivos de afiliación en casi seis años descansan en un incremento de los contratos temporales y las jornadas a tiempo parcial". En dicho interesante artículo se recogen pareceres de miembros del mundo universitario, entre ellos el mío, y de las organizaciones empresariales y sindicales.

 Tuve oportunidad de preparar unas notas más amplias para responder a las preguntas formuladas por el Sr. Lemos, que lógicamente no han podido ser recogidas en el artículo por las obvias limitaciones de espacio. Reproduzco a continuación estas notas, que no cumplen otro objetivo que el de intentar contribuir a situar mejor el debate sobre la creación de empleo y su calidad.

1. ¿A qué fuentes de información acudir?

Encuesta de Población Activa (INE, trimestral). Datos de empleo y paro registrado (MEySS, mensual). Estadisticas del MEySS (periodicidad irregular). Resumen de los últimos datos del mercado de trabajo (MEySS, actualización permanente).   

Además son de mucha utilidad los informes de la Fundación 1 de mayo de CC OO y los estudios del gabinete económico de la UGT.

2. ¿Qué nos dicen los últimos datos conocidos de la EPA del mercado de trabajo español?

-- Que en serie interanual, según la EPA, hay 424.500 activos menos, 57.500 asalariados menos y 344.900 desempleados menos.

-- Que la tasa de temporalidad ha repuntado, 23,1 %, con un incremento interanual de 1.2 puntos.

-- Que ha disminuido la tasa de actividad en 0.7 puntos, siendo en la actualidad del 59.5. No obstante, si se toma en consideración la tasa de actividad de las personas de 16 a 64 años, esta lógicamente asciende hasta el 75 % (descenso interanual de 0.3 puntos). La tasa de empleo para este último colectivo (el que está en el mercado de trabajo) es del 55.5 %, con un ligero incremento de 0.5 puntos interanual.

En fin, la tasa de paro ha descendido un punto, hasta situarse en el 25.9 %.

3. ¿Qué nos dicen los datos de contratos registrados de enero a abril de este año?

Que se han formalizado 4.863.300 contratos, con un incremento interanual de 688.900, es decir un incremento porcentual del 16,5 %. La inmensa mayoría, 645.200, son de duración temporal, si bien cabe razonablemente pensar, a la vista de los datos de contratación del mes de mayo, que se incrementará de forma gradual el volumen de contratación indefinida debido a la importante reducción de cotización empresarial por contingencias comunes a la Seguridad Social ("tarifa plana") operada por el Real Decreto-Ley 3/2014 de 28 de febrero.

4. En relación directa con los datos anteriores, ¿qué nos dicen las cifras de afiliación a la Seguridad Social de abril de 2014?

Qué hay un incremento interanual de 222.200 personas, hasta alcanzar la cifra de 16.420.900 afiliados (154.200 por cuenta ajena y 68.000 por cuenta propia).

5.  Otros datos importantes para el análisis del mercado de trabajo son los que hacen referencia a la población extranjera y la comparación de sus datos con los de la población autóctona.

Según los datos de la EPA del primer trimestre de 2014 son las siguientes:

La población activa extranjera estaba integrada por 2,851.700 personas, con 1.775.900 ocupadas y 1.075.800 paradas, mientras que 995.300 personas estaban conceptuadas como inactivas. El número de personas extranjeras de 16 y más años es de 3.846.900, con un descenso trimestral de 87.500 y en serie interanual de 388.200 personas. Si comparamos con los datos del cuarto trimestre de 2013, la población activa extranjera ha disminuido en 75.900 personas y en serie interanual la disminución es de 364.000. Si nos fijamos en los datos de la población autóctona, la población activa ha disminuido en 111.100 personas sobre el trimestre anterior y en 60.500 en serie interanual.

La tasa de actividad es del 74,13%, 16:29 puntos superior a la de la tasa de la población activa española (57,84%). En este trimestre, la tasa de actividad de los extranjeros ha disminuido un 0,28%, mientras que la de la tasa de la población española ha sido del 0,37%. En serie interanual la tasa de actividad de la población autóctona experimenta un descenso del 0,41%, y la de la población extranjera disminuye en un 1,80%.

La tasa de paro de la población extranjera es del 37,72%, es decir 13:47 puntos por encima de la española (24,25%). Durante el primer trimestre de 2014 el desempleo autóctona disminuyó en 11.100 personas, y entre la población extranjera creció en 8.700.

Durante el primer trimestre de 2014 hay que hacer especial mención del hecho de que el número de trabajadores autóctonos ocupados ha experimentado un descenso de 100.000 personas, y el de extranjeros ha disminuido en 84.600 en relación con el trimestre anterior. En serie interanual la población ocupada extranjera disminuye en 180.500 personas, la población parada merma en 183.500 y la inactiva en 24.200, mientras que la población ocupada española crece en 100.900, personas, la población disminuye en 161.400, y la inactiva aumenta en 199.100 personas.

6. ¿Cuál es mi parecer sobre la evolución del mercado de trabajo en España?

A) La reforma laboral de 2012 (y las posteriores de 2013 y 2014, que complementan y desarrollan la anterior) refuerzan el poder de dirección del empleador y debilitan el poder de negociación de las organizaciones sindicales. La ampliación del poder de dirección se manifiesta en especial en las amplias posibilidades existentes (art. 41 de la Ley del Estatuto de los trabajadores) para proceder a modificaciones sustanciales de condiciones de trabajo (jornada de trabajo, salarios, …) y también, aunque en menor medida, para inaplicar el convenio colectivo vigente (art. 82.3 de la LET).

B) Se ha producido, y la tendencia es hacia su mantenimiento y/o crecimiento, un crecimiento de la contratación a tiempo parcial, fomentada por varias reformas normativas del gobierno popular. El grado de flexibilidad en la disponibilidad de la fuerza de trabajo por el empleador se ha incrementado considerablemente por los cambios normativos. Por otra parte, las irregularidades que pueden producirse en el uso (y abuso) de esta modalidad contractual son de muy difícil constatación. Según  los datos estadísticos disponibles a escala europea (Eurostat) hay un volumen importante de población a tiempo parcial que se considera subempleada, es decir que desearía trabajar a tiempo completo.

C) Las más recientes reformas normativas (tarifa plana en cotización empresarial a la Seguridad Social) pueden provocar un deterioro importante de los ingresos por cotizaciones de la Seguridad Social, y esta preocupación se encuentra no sólo en documentos sindicales sino también en el informe elaborado por los servicios técnicos de la Comisión Europea al estudiar y evaluar el Plan Nacional de reformas del Reino de España 2014. Está por ver si el incremento previsto de la contratación indefinida generará un volumen de nueva cotización que compense ese descenso, pero no soy en modo alguno optimista al respecto.

D) Las tendencias que parecen observarse en el mercado de trabajo van en la línea de una mayor flexibilización (que para muchas personas es mayor precariedad) de las condiciones de trabajo, sin olvidar el dato importante de que una parte de los nuevos trabajadores autónomos son antiguos trabajadores asalariados que se han "reconvertido" por necesidad (extinción de su contrato laboral) por lo que cabe razonablemente dudar de su verdadera condición de autónomos. En esa flexibilización se incluyen las horas realizadas que superan las legalmente pactadas y que no son abonadas económicamente, un fenómeno al alza como lo demuestra un reciente estudio de CC OO, al que se refiere un artículo de Enrique Negueruelas publicado también hoy en la Voz de Galicia.