domingo, 10 de marzo de 2013

La valoración de la Ministra Fátima Báñez sobre la reforma laboral.




El pasado día 5, con ocasión de la Sesión Plenaria del Senado,  la Ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, respondió a una interpelación del senador socialista Martínez-Aldama “sobre la valoración de la reforma laboral en su primer año de gobierno y sobre las perspectivas de futuro de la misma”.  

Reproduzco en esta entrada el texto de las dos intervenciones de la Sra. Báñez, aunque mi primera idea era reproducir sólo las frases que guardan, a mi parecer, relación más directa con la pregunta, y remitir a las personas interesadas al BoletínOficial del Senado para la lectura íntegra de las intervenciones tanto de la Ministra como del Senado socialista. He considerado finalmente que es mejor la lectura íntegra de sus intervenciones, para tener un conocimiento más completo del pensamiento de la Ministra.

Sólo una observación previa: quien lea el texto que adjunto pensando que va a encontrar un análisis técnico de la evaluación de la reforma se llevará una completa decepción. Parece que en el Parlamento, como me decía hace poco tiempo un amigo diputado, son muy difíciles de realizar, algo que, con toda sinceridad, me parece muy lamentable y no ayuda a mejorar la imagen de la vida política española. ¿Seremos capaces de cambiarlo algún día? 

Pero no todo es negativo. La Ministra informó de la formalización de 90.000 de contratos de trabajo por tiempo indefinido de apoyo a los emprendedores desde el inicio de la reforma laboral, algo que me será muy útil para una intervención que tengo prevista en. el aula iuslaboralista de la UAB dentro de unos días..., aunque a decir verdad ¿no sería más correcto que pudiera encontrar este datos en las estadísticas de contratación? Y formulo la pregunta sabiendo que la respuesta, al menos hasta ahora, es negativa, porque no existe desagregación de datos dentro de la contratación indefinida que permitan conocerlo. 

"La señora MINISTRA DE EMPLEO Y SEGURIDAD SOCIAL (Báñez García): Muchas gracias, presidente.

Señorías, señoras y señores senadores, el presidente del Gobierno lo anunció muy claro en el debate de investidura, y también la ministra en su primera comparecencia en esta Cámara: el objetivo de la legislatura sin ninguna duda es volver cuanto antes al crecimiento económico, creador de empleo. Lo dijimos en nuestro programa, lo confirmamos desde el primer día, y en ese camino estamos. ¿Por qué? Porque el empleo es la gran herramienta de las políticas y del bienestar social y la sostenibilidad, sin duda, de nuestro sistema de pensiones. Y por eso el empleo es prioritario para este Gobierno, y por eso en ese camino estamos trabajando cada hora de nuestro tiempo y cada día.

Señor Martínez-Aldama, alcanzar esos objetivos, lo mismo que aprender de economía, no es algo que se logre en dos tardes. Al contrario, crear empleo en las circunstancias en las que ustedes dejaron este país es una tarea ardua y difícil. Y requiere de tres cosas, fundamentalmente: una visión certera y honesta de la realidad, y nosotros siempre hemos mirado a la realidad de frente, sin tippex, señor senador, sin maquillaje; una agenda de reformas seria, comprometida con el momento que vive hoy nuestro país; y un tiempo prudencial para ver los resultados de esas reformas puestas en marcha.

Señor senador, cuando nosotros llegamos al Gobierno desgraciadamente no encontramos una economía en crecimiento, con empleo y oportunidades para los españoles, y no encontramos el contador a cero. Muy al contrario, encontramos una economía con un déficit público del 9%; que no pagaba a sus proveedores, las administraciones públicas; con 5 300 000 parados y 1 600 000 personas, familias, que no tenían ingresos para empezar el mes; y, lo que es peor, una economía en recesión. Así es como gobernaron ustedes, el Gobierno del Partido Socialista, y ese es el panorama que nos encontramos cuando llegamos. Casi duplicaron el nivel de endeudamiento per cápita de los españoles cuando estábamos en un procedimiento abierto de déficit excesivo cuando gobernaban los socialistas.

Mientras ustedes negaban la crisis, señor Martínez-Aldama, el número de desempleados crecía un 174%, quitándole a muchas personas, tres millones y medio de personas, las oportunidades. Eso es lo que hicieron ustedes: hipotecaron y rehipotecaron el presente y el futuro de los españoles, a nuestros padres y a nuestros hijos. Y lo peor es que hoy presentan un análisis, que hoy parece que han encontrado la panacea de la gestión económica y de la creación de empleo. Nosotros no dijimos que España estaba en la Champions League ni que su economía era brillante. Nosotros nos hemos encontrado con una situación para mirar hacia adelante pero para atender de verdad los problemas desde el primer momento.

Hemos puesto en marcha un conjunto de reformas después de intentar controlar las cuentas públicas, con el esfuerzo —y lo quiero reconocer aquí— de todas las comunidades autónomas españolas, porque el equilibrio de las cuentas es la base de la recuperación y del crecimiento económico. Y lo que hemos hecho con esa reforma laboral a la que usted alude permanentemente es lo que dijimos. Nosotros dijimos que la reforma laboral —y puede irse usted al Diario de Sesiones de esta Cámara o a la primera intervención de esta ministra en el Consejo de Ministros cuando la presentó— serviría en el corto plazo, porque estamos en recesión, para frenar el ritmo de destrucción de empleo en este país en plena recesión. El 2012 ha sido el segundo peor año de los últimos cinco de crisis. Y serviría también para que cuando volvamos a crecer se cree empleo estable. Y en ese camino estamos: en frenar, en recesión, el ritmo de destrucción de empleo. Nosotros lo hemos dicho de verdad y con honestidad a los españoles desde el primer momento. Fíjese si les hemos dicho la verdad a los españoles, que pusimos en el presupuesto para este año que, pese a la reforma y a los esfuerzos, se podrían ir más de setecientos mil españoles a las listas del paro. Lo reconocimos desde el primer momento, dimos la cara, pero dijimos la verdad frente a las mentiras del Gobierno y del Partido Socialista.

Señor Aldama, casi cuatro millones de despidos en esta crisis, desde 2007, por el Gobierno socialista. ¿Y sabe qué? Un millón de esos despidos, a veinte días por causas económicas. Se despedía masivamente y se despedía a veinte días ya con los Gobiernos de Zapatero y del Partido Socialista. No mienta usted a esta Cámara. Los Gobiernos socialistas eran una máquina de destrucción masiva de empleo. Y lo que ha hecho este Gobierno desde el principio ha sido decir la verdad y plantear reformas para frenar ese ritmo de destrucción de empleo en este país.

Queremos darle —lo hemos hecho desde el principio, de verdad— a los españoles oportunidades de trabajar y de tener presente y futuro. Lo importante de este año tan duro de recesión —lo vuelvo a repetir: el segundo peor de los cinco de crisis— es que se han salvado muchos empleos gracias a la reforma laboral por la flexibilidad, señor Martínez-Aldama. Eso haciendo un ajuste sin precedentes de las cuentas públicas para sanear esos agujeros, esos números rojos que ustedes dejaron en los presupuestos.

Tengo que reconocer con orgullo esta tarde en el Senado la importancia del componente de solidaridad que después de la reforma laboral se está aplicando en las empresas por los empresarios y los trabajadores. Están utilizando la flexibilidad, se están poniendo de acuerdo para cambiar las condiciones de trabajo voluntariamente. Ha habido un 90% de acuerdos en las empresas entre trabajadores y empresarios para evitar despedir y superar juntos la crisis suspendiendo contratos, reduciendo jornadas o moderando salarios. Esa es la solidaridad que da la flexibilidad que aporta la reforma laboral.

Los datos son contundentes. Usted puede hacer la interpretación chapucera que quiera hacer aquí esta tarde, pero se lo vuelvo a repetir: si se comparan de verdad los datos del año 2012 con respecto a 2011, cuando 2011 fue un año mejor en términos de recaída económica de la dura recesión de 2012, se observa que en el último semestre, que es cuando ha estado plenamente en vigor la reforma laboral, el incremento del paro fue de 272 300 personas en 2012. ¿Sabe cuánto subió en 2011? Subió en 440 000. Por tanto, la reforma laboral está ayudando a mantener, en una coyuntura peor, muchos empleos durante tanto tiempo.
Ha hablado usted del paro registrado del mes de febrero. Cuando sube el paro nunca es una buena noticia para los españoles, y mucho menos para el Gobierno. Pero hay que decir también la verdad. El paro subió en 59 444 personas. Se trata del menor incremento de un mes de febrero después del año 2008, y se trata también de un incremento de menos de la mitad de lo que tuvimos en 2012: 111 269 personas. Esos son los datos reales, los datos que están en las estadísticas oficiales. Y en términos desestacionalizados, señor senador, el paro registrado en febrero cayó en 1802 personas. ¿Sabe cuánto cayó en términos desestacionalizados en el 2012? Aumentó en 53 000 personas. Esa es la flexibilidad que aporta la reforma laboral al mercado de trabajo.

Pero lo más importante —y se lo vengo diciendo desde el primer momento— es que se está frenando, mes a mes, el ritmo de destrucción de empleo, que es a lo que podemos aspirar cuando estamos en una recesión tan importante. La tasa interanual se ha reducido en cinco puntos desde mayo de 2012, cuando alcanzó el 12,5%, y a día de hoy está en el 6%. Esa es la realidad y lo que está diciendo el Gobierno.

Pero no estamos satisfechos, porque no podemos estarlo cuando hay muchos españoles que hoy no tienen ni empleo ni oportunidades. Y estamos trabajando para eso, para que España vuelva a crecer, para que se vuelva a crear empleo y haya nuevas y mejores oportunidades para todos. Pero ningún país de la OCDE puede crear empleo neto con una economía en recesión. Por tanto, al menos sea honesto al situar el contexto en el que se están dando los datos de paro mes a mes.

Habla usted de la afiliación a la Seguridad Social, y tengo que decirle que aunque es verdad que en febrero disminuyó en 28 691 personas también lo es que, después de ocho meses, desde junio de 2012, es el primer mes en que mejora, pasando del −4,59% al −4,42%. Ha habido un cambio de tendencia en este mes.

Están empezando a funcionar los contratos que se pusieron en marcha con la reforma laboral; los casi 90 000 nuevos contratos indefinidos de apoyo a emprendedores; los contratos para la formación y aprendizaje, que se han incrementado un 10% con respecto al año pasado; los contratos a tiempo parcial, con 140 000 nuevos. Son nuevas oportunidades para mucha gente y son algunas mejoras, en un contexto muy difícil y de grave recesión, que hay que destacar como positivas. Además, en ese tiempo hemos tenido que corregir el intenso déficit público que ustedes dejaron, del 9% al 6,7%, y eso sin duda ha supuesto también mucha destrucción de empleo público, que está en las cifras oficiales.

Pero nuestro país tiene hoy una reforma laboral que con la flexibilidad ha aportado ganancias en competitividad, sin duda, para que ganemos credibilidad y confianza internacional, para que vengan a España muchas y nuevas oportunidades de empleo, como en el sector del automóvil, con Renault, Iveco, Ford o Nissan. Son muchas las empresas que, pudiéndose instalar en cualquier país de la Unión Europea, eligen España por la flexibilidad que aporta la reforma laboral.

Usted me habla de la Seguridad Social, y yo le quiero decir que lo que es una sangría para la Seguridad Social es perder tres millones de cotizantes, como ha perdido, por culpa de la destrucción de empleo que se produjo con los Gobiernos socialistas. Esa es la verdadera sangría de la Seguridad Social.

Y lo que me parece increíble es que usted me hable de pensiones, cuando el primer Gobierno que congela las pensiones en este país es el Gobierno socialista, del grupo al que usted representa. En un escenario en el que hemos tenido que tapar los agujeros del déficit público y de los números rojos que ustedes dejaron, han subido las pensiones en 2012; un 1% todas ellas. Y en 2013 han subido un 2% las pensiones menores de 1000 euros y el resto, el 1%. Es un esfuerzo de solidaridad sin precedentes, porque este Gobierno quiere apoyar a los más vulnerables en la salida de la crisis. Subimos lo que podemos las pensiones, pero las subimos; nunca las congelamos, señor Martínez-Aldama. Y le diré más: apoyamos a los pensionistas y también a los parados, que son los más vulnerables en la salida de la crisis. Por eso hemos renovado tres veces el Plan Prepara y hemos hecho esa prórroga automática hasta que el paro no baje del 20%, para que tengan garantía y certidumbre muchas familias de este país que hoy, desgraciadamente, todavía tienen desempleados en sus casas.

Y, señoría, no dé lecciones de empleo, no me hable de despedir; ya le he dicho que se produjeron más de 3 800 000 despidos en esta crisis con Gobiernos socialistas. Y le insisto: de esos, un millón a 20 días, despidos por causas económicas. Por tanto, un poquito de respeto a la inteligencia de todos los que estamos aquí esta tarde.

Me habla usted de medios internacionales. La reforma laboral ha sido valorada dentro y fuera de nuestro país. El Financial Times ha dicho que la reforma laboral, con la flexibilidad, debe ser el modelo a copiar por el resto de los países de la Unión Europea. Por algo será, señor Martínez-Aldama, por algo será. Y espere a que dé todos sus potenciales frutos, porque estoy segura de que hoy mantiene muchos empleos en recesión, pero mañana, cuando volvamos a crecer, creará muchos y nuevos empleos estables en nuestro país. Por tanto, dejemos que transcurra el tiempo y esperemos a ver en ese tiempo cómo va evolucionando.

Nosotros nunca negamos la realidad, siempre miramos a los ojos a los españoles y seguimos trabajando por ellos. Y respecto al paro juvenil, sobre el que también me ha hecho una pregunta, nos preocupa sin ninguna duda porque nos encontramos con que uno de cada dos jóvenes no tenía oportunidades. Por eso hemos sido capaces, de forma callada y de forma sincera, de trabajar más de tres meses junto a los agentes sociales diseñando la estrategia de emprendimiento y empleo joven, en línea con la garantía juvenil que se aprobó en la Unión Europea el jueves, para dar nuevas oportunidades de formación, de empleo y de emprendimiento a tantos jóvenes que hoy no las tienen, trabajando cada día por oportunidades y por el empleo para los españoles. Es nuestro camino, y en eso vamos a seguir trabajando.

Muchas gracias. (Aplausos.)

La señora MINISTRA DE EMPLEO Y SEGURIDAD SOCIAL (Báñez García): Gracias.

Señor Martínez-Aldama, ustedes ponen a Alemania de ejemplo cuando quieren. Para la creación de empleo público ponen a Alemania como ejemplo. ¡Claro!, ponen a Alemania, porque cuando ustedes se ponen a crear empleo público se gastan 3000 millones de euros en el Plan E, solo crean 8000 empleos y cada empleo nos sale por más de un millón de euros a los españoles (Aplausos.) Señor Martínez-Aldama, no me extraña que usted ponga de ejemplo a Alemania.

Se lo he dicho con toda claridad al inicio. Las reformas del Gobierno en medio de una recesión profunda, sobre todo la reforma laboral, solo pueden servir para mantener empleo, para frenar el ritmo de destrucción de empleo. ¿Sabe también para qué? Para empezar a corregir las debilidades de nuestro mercado de trabajo, para atajar la dualidad del mercado el trabajo. ¿Y sabe lo que ha pasado este año, en 2012? Se ha reducido la temporalidad en dos puntos. Pero va a servir, sin duda alguna, para que cuando volvamos a crecer se cree empleo de calidad.

Nosotros hemos dicho siempre la verdad, señor Martínez-Aldama. Ustedes en las previsiones no han acertado nunca, nunca. Le voy a poner ejemplos: se equivocaron presupuestando los resultados de empleo presupuesto a presupuesto de los últimos años; se equivocaron en 1 200 000 parados en 2008; en 600 000, en 2009 y en casi 700 000, en 2011. Esas son las previsiones de un certero Gobierno socialista.

No me hable de precariedad laboral —lo ha dicho muchas veces esta tarde—. Los contratos basura del señor González y el encadenamiento indefinido de contratos temporales para los jóvenes es lo que dejó el Gobierno del señor Rodríguez Zapatero y que lo ha eliminado un Gobierno de Mariano Rajoy y del Partido Popular, señor Martínez-Aldama.

Flexibilidad es la palabra clave de la reforma laboral. Si esta reforma se hubiera puesto en marcha en 2011, no se habrían destruido uno de cada dos empleos en el sector privado. Y en el Banco de España un tal Miguel Ángel Fernández Ordóñez, que debe sonarle, dijo que si esta reforma se hubiera puesto en marcha, hoy habría un millón menos de desempleados en nuestro país.

Pero hablando de desempleo se refiere usted a esos cinco millones de desempleados y dice que es un drama nacional, y yo se lo reconozco; y en ese camino estamos, para dar oportunidades a tanta gente. Pero si usted busca culpables y hace culpable a esta ministra de ello, sea al menos honesto en el razonamiento, porque de esos cinco millones de desempleados, el 90% fueron al paro con Gobiernos socialistas, con Gobiernos de su mismo color político. (Aplausos.) Sea, pues, honesto en su planteamiento, porque la máquina de destrucción de empleo y de despedir en este país se llama Gobierno socialista, con 3 800 000 despidos; un millón de ellos a veinte días de finalizar su mandato y de los que ustedes son responsables.

Usted ha dicho algo que no es verdad. Ha dicho que hay tres millones de trabajadores hoy en España sin convenio colectivo. Eso es falso. Aprendan al menos a leer las estadísticas oficiales que están colgadas en el Ministerio de Trabajo. Hay prácticamente los mismos que había en 2011, más de seis millones de trabajadores afectados por convenios colectivos. Y, señoría, ¿sabe usted para qué ha servido el año 2012? Pues para mejorar también la contratación indefinida. El pasado año se firmaron 345 000 contratos indefinidos más que en el 2011 en el periodo marzo-diciembre; un 37,8% más. Por tanto, algunas cosas buenas también pasaron el año pasado. Y se incrementaron en 140 000 los contratos a tiempo parcial, que habían disminuido durante toda la crisis. Y otra cosa buena que también ha tenido el año 2012 es que durante la crisis se destruyeron 625 000 autónomos hasta 2011, y el 2012 ha sido el primer año en el que ha crecido en este país el número de autónomos en 53 000 más.

Por tanto, hay señales positivas, insisto, en un contexto todavía muy duro del mercado de trabajo debido a la recesión. Y estamos trabajando con los agentes sociales y con la sociedad española para dar oportunidades a nuestros jóvenes, que son los que peor lo están pasando en este momento en el mercado de trabajo. La estrategia de emprendimiento y empleo que antes les señalaba va a tener 3500 millones de euros de recursos públicos y privados españoles y europeos. Va a ser una estrategia a cuatro años a la que se han sumado los agentes sociales y a la que, con 304 votos, dieron su apoyo los diputados del Congreso la pasada semana. Espero que usted, el Grupo Parlamentario Socialista en el Senado y el resto de los grupos parlamentarios se sumen a una estrategia de país en la lucha contra el desempleo juvenil para dar a muchos españoles nuevas y buenas oportunidades de trabajo.

El señor PRESIDENTE: Vaya terminando, señora ministra.

La señora MINISTRA DE EMPLEO Y SEGURIDAD SOCIAL (Báñez García): Y por eso le pido, señor Martínez-Aldama, que arrimen el hombro, al menos por lo que han gobernado en este país, tomen partido por el empleo, y de paso, si les dejan sus compañeros de bancada, tomen también partido por España.

Muchas gracias. (Aplausos.)".

No hay comentarios: