domingo, 1 de enero de 2012

Una nueva prórroga del programa PREPARA en el primer Real Decreto Ley del gobierno del Partido Popular.

1. En el preámbulo del Real Decreto-ley 20/2011, de 30 de diciembre, de medidas urgentes en materia presupuestaria, tributaria y financiera para la corrección del déficit público, publicado en el BOE del día 31 y que ha entrado en vigor hoy, se expone que a juicio del gobierno subsisten las circunstancias económicas y sociales que motivaron la prórroga por primera vez el pasado mes de agosto (RDL 10/2011, de 26 de agosto), del programa de cualificación profesional de las personas que agoten su protección por desempleo, por lo que se aprueba una segunda prórroga del mismo durante seis meses más desde la finalización de la primera. De acuerdo a lo previsto en la disposición adicional decimotercera, dicha prórroga beneficiará a quienes agoten las prestaciones por desempleo (contributivas y asistenciales) entre el 15 de febrero y el 15 de agosto de 2012. Dado el carácter extraordinario del programa no podrán acogerse las personas que fueron, o pudieron ser, perceptoras del PRODI o del PREPARA, ni tampoco “las que hubieran agotado o pudieran tener derecho a la renta activa de inserción, ni las que hubieran agotado la renta agraria o el subsidio por desempleo, ambos en favor de los trabajadores eventuales del Régimen Especial Agrario de la Seguridad Social.

2. Conviene recordar que la primera prorroga se aprobó por el Real Decreto-Ley 10/2011 de 26 de agosto, de medidas urgentes para la promoción del empleo de los jóvenes, el fomento de la estabilidad en el empleo y el mantenimiento del programa de recualificación profesional de las personas que agoten su protección por desempleo. El capítulo III llevaba por título “medidas para favorecer la formación y protección de las personas desempleadas, e incluía un solo artículo en el que se regulaba la prórroga del programa PREPARA por un período de seis meses, programa regulado originariamente en el artículo 2 del Real Decreto-Ley 1/2011 de 11 de febrero, de medidas urgentes para promover la transición al empleo estable y la recualificación profesional de las personas desempleadas. La partida presupuestaria destinada al efecto (suplemento de crédito al presupuesto del Ministerio de Trabajo e Inmigración, y más concretamente ampliación de crédito en el presupuesto del Servicio Público de Empleo Estatal) era de 50 millones de euros

En el preámbulo de la norma encontramos los argumentos que justificaban, al parecer del anterior gobierno, dicha prórroga, así como también las razones de la aprobación por la vía normativa del RDL para el que se requiere, según dispone en el artículo 86.1 de la Constitución, una extraordinaria y urgente necesidad. En primer lugar, el acuerdo alcanzado en sede parlamentaria el 30 de junio de 2011 con ocasión del debate sobre el estado de la Nación que llevó a la aprobación de la Resolución número 1, que con el título genérico de “Impulso de políticas sociales para garantizar la cohesión social” incluyó un apartado específico, el número 4, en el que se instaba al Gobierno a “Mantener los programas de recualificación profesional para las personas que agoten su prestación o subsidio por desempleo, que incluye un itinerario de inserción, la participación en las distintas medidas de política activa de empleo, así como la ayuda económica de acompañamiento
En segundo lugar, el Gobierno había realizado la evaluación del programa PREPARA con
anterioridad a su finalización, tal como disponía el apartado 10 del artículo 2 RDL 1/2011 (“Con el fin de analizar los resultados obtenidos por la aplicación de esta medida, se procederá a una evaluación de la misma, con anterioridad a la fecha de finalización de su vigencia”), del que se habían beneficiado, según los datos gubernamentales, 105.000 personas. Con este datos y con las previsiones económicas que llevaron a pensar con fundamento de causa que seguiría habiendo en los próximos meses un número importante de personas desempleadas que agotarían las prestaciones contributivas o subsidios a los que tuvieran derecho, el Gobierno consideraba que seguían existiendo las razones y motivos que justificaron la creación del programa PREPARA, continuación del programa temporal de protección por desempleo e inserción (PRODI) aprobado en agosto de 2009, y por ello acorrdó la prórroga semestral, con entrada en vigor el 16 de agosto (al día siguiente de la finalización del primer semestre de aplicación del programa PREPARA) y finalización el 15 de febrero de 2012. El RDL mantuvo los requisitos previstos en el RDL 2/2011 para poder solicitar el acogimiento al programa; es decir, al tratarse de una prestación extraordinaria, sólo podían solicitarla los trabajadores que extinguieran sus prestaciones contributivas o asistenciales por desempleo.

La justificación de su regulación por la vía de un RDL se argumentó tanto por la conveniencia como por la necesidad de que no existieran vacios en la protección extraordinaria de las personas desempleadas entre la finalización del primer semestre de aplicación del programa PREPARA y su prórroga, y para que pudieran acogerse al mismo, tanto para participar en programas de políticas activas de empleo como para percibir la ayuda económica de acompañamiento, las personas que, cumpliendo los requisitos legales, se encontraran sin trabajo y carecieran de otros recursos, “sin los cuales existe el peligro de pasar a la situación de exclusión social”.

Al tratarse de un programa extraordinario, no pudieron acogerse las personas que ya
habían percibido la ayuda económica del PRODI, ni tampoco quienes tuvieran derecho o hubieran agotado el período de percepción de la Renta Activa de Inserción, ni los trabajadores eventuales del Régimen Especial Agrario de la Seguridad Social que hubieran agotado la renta agraria o el subsidio por desempleo.

Para un estudio detallado del programa PREPARA y de su antecedente, el PRODI, me remito al artículo que publiqué sobre ambos y al que puede accederse por este enlace. Buena lectura.

2 comentarios:

Daniel Pérez dijo...

La verdad es que es de agradecer que alguien le dedique tiempo a este galimatías de los planes extraordinarios de protección frente al desempleo. Lo intrincado de la regulación jurídica llega también a lo financiero. El PRODI arranca con un presupuesto de 350 millones de euros. Menciona que hubo una ampliación de crédito de 50 millones, pero no he sido capaz de encontrar más que apliaciones parciales. Lo mismo ocurre con el PREPARA, que arranca con un presupuesto de 240 millones, siendo complicado seguir la pista de "cuánto cuestan" las sucesivas prórrogas. ¿Tiene datos al respecto? En todo caso, mi enhorabuena en general por el blog y en particular por este tema

Eduardo Rojo dijo...

Hola Daniel, muchas gracias por su amable comentario. No tengo más información sobre las ampliaciones de créditos que las que se publican en el BOE de acuerdo a lo dispuesto en la normativa presupuestaria. Intuyo que el programa PREPARA deberá mantenerse en agosto 2012, con una nueva prórroga y una nueva asignación presupuestaria, dado el difícil panorama de nuestro mercado de trabajo. Saludos.